Mesas de Comedor Vintage

¿Ni lo antiguo ni lo moderno?… Una mesa vintage para tu comedor

¿Por qué comprar una mesa de comedor Vintage?

“Solo se puede apreciar un buen vino si este es añejo”, dicha expresión no solamente aplica al producto de los viñedos también se observa en los objetos que adornan el hogar. Un ejemplo de eso son las mesas de comedor Vintage.

No debemos confundir en ningún momento a las mesas que mimetizan modelos antiguos, pero que son fabricados actualmente con el estilo Vintage. Aquí te estamos hablando de mesas cuadradas, redondas, rectangulares que fueron creadas hace más veinte años y aún existen.

Para ser enmarcada en este estilo, la mesa está condicionada al tiempo, no a una forma o material es por eso que dependerá mucho del ambiente donde decidas ponerla o la temática del banquete en cuestión si ese fuera el caso.

Existen otros modelos de mesas de comedor para comprar, pero mantenerse en la corriente del tiempo es un verdadero reto. Y cuando las necesidades de las masas cambian vertiginosamente y a paso veloz es a un más difícil.

En consonancia con esto, ir en la vanguardia es algo obligado, sobre todo si te consideras un experto en el arte contemporáneo y de todo lo relacionado, a la mueblería moderna.

O simplemente deseas adornar tu sala-comedor de una forma temática o mezclar el estilo retro con Vintage para una experiencia mayor.  Y cuando te decimos que la experiencia es superior es porque simplemente no se puede comparar.

Las mesas de comedor Vintage son una muestra de lo que decimos y en cualquier accesorio que dure más de dos décadas en el mercado se puede considerar una herencia obligada.

Básicamente las cosas se obtienen por necesidad o por remodelación, pero en el caso de las mesas de comedor Vintage le acompaña otro detalle y es la atracción visual que genera el estilo.

Las razones sobran y es que una mesa en este estilo abre un abanico de oportunidades para cambiar la apariencia del comedor sin necesidad de embarcarse en lo ciento por ciento retro.

Una mesa de cualquier forma que evoque un pasado de hace más de dos décadas y bien conservada bien vale la pena tenerla en consideración para incluirla en nuestra habitación.

Para tener un artículo para el hogar que se mantenga en la corriente del tiempo ya ha sido comprobado en el total de su capacidad, lo cual lo hace muy rentable.

Si se trata de un asunto de presupuesto debes considerar lo siguiente: puede que lo actual no sea duradero y se dañe y tengas que comprar otra mesa de comedor.

Ahora bien, en las mesas de comedor Vintage ese no es un problema. La perdurabilidad se da por descontado y el tema de la inversión hecha resulta ser una ventaja a la larga.

Mesa de comedor vintage

¿Qué ventajas tiene una mesa de comedor Vintage?

Contar en casa con una mesa de comedor Vintage transmite a la familia un sentido de tradición ineludible y este es un factor a tomar en cuenta en la mejora de los núcleos familiares y plasmar un sentido de continuidad y permanencia.

Y como eso está grabado en nuestro subconsciente elegimos los objetos de nuestra casa con artículos con los cuales nos sintamos más identificados y más seguros que nos remonten a una época dorada.

Las mesas de comedor Vintage emanan una sensación de seguridad. Ya que la adquisición de este articulo debe garantizar su conservación en manos de sus anteriores dueños.

En muchos hogares la mesa de comedor es una herencia familiar, pero lo recomendado es comprar a aquellos que saben apreciar la calidad, y en muchos casos los coleccionistas dan una mejor opción.

Y no es un secreto para nadie que el esfuerzo por conservar una mesa de comedor, bien sea de madera, formica o cualquier material que hace más de dos décadas se encontraba en el mercado es una tarea loable que garantiza en el comprador una grata experiencia.

Al no ser un objeto que busca copiar una antigüedad su grado de originalidad genera prestigio en quien lo posee, cosa que no sucede con los artículos hechos en estilo retro que bien marca un estilo, pero no genera singularidad.

Las ventajas de una mesa comedor de estilo Vintage son principalmente las siguientes:

  • Eficacia comprobada: Al tener más de dos décadas en el mercado ha sido comprobada su acople a diferentes masas y espacios tanto reducidos como amplios.
  • Versatilidad: Puedes remodelar tu sala-comedor cambiando la forma de la mesa Vintage para ubicarla en otro lado del mismo y se mantendrá el estilo. También se adapta a la mixtura de estilos.
  • Inversión garantizada: Si decides algún día salir de tu mesa comedor el mercado de los amantes del estilo Vintage está en aumento. La venta está más que garantizada.
Mesa de comedor retro

Características principales que debe tener una buena mesa de comedor Vintage para el salón

El estilo Vintage tan solo con su nombre genera confianza en sus compradores, ya que su calidad ya está comprobada. No es un asunto de solo llegar sino mantenerse en el tiempo.

¿Te imaginas un salón para invitados de numerosas mesas de estilo Vintage?

¿Puedes visualizar una sala de banquetes de mesas de estilo Vintage adornada con elementos propios de la ocasión?

Las características principales de las mesas de comedor Vintage pudieran resumirse así:

  • Mantenimiento: Puedes conseguir una mesa en este estilo y mantenerla es muy sencillo por la práctica de conservación previa.
  • Precio Justo: Nunca el precio es excesivo. Estamos hablando de muebles que fácilmente se pueden considerar de colección por lo que cual sea el gasto es más bien una inversión.
  • De fácil compra: Existen muchos amantes de este estilo y sobran los sitios en línea que ofrecen estas mesas con sus respectivos accesorios.

Como todo objeto enmarcado en este estilo debe tener más de dos décadas desde su fabricación es por eso que en la corriente del tiempo las formas se acoplaran a medida que los días pasan.                                                                      

No es un lujo escoger una mesa de comedor Vintage, ya que la prevalencia del estilo marca una notable diferencia y hace de la experiencia de obtenerla un acontecimiento de prevalencia en el tiempo.